Miguel Pellicer | Corredordefondo.com
banner ad

Miguel Pellicer

Miguel Pellicer Piles es, sin duda alguna,  una de las personalidades del atletismo valenciano más queridas y populares.  Recuerdo que mucho antes de conocerle personalmente ya lo veía en casi todas las carreras a las que iba. Siempre con megáfono en mano, animando sin cesar a todos los corredores o entregando descuentos en calzado, ropa o cualquier otra cosa que rondase por su cabeza. Por aquel entonces yo ya sabía que Miguel había sido corredor de joven, y aunque no sabía a ciencia cierta cuáles fueron sus logros si sabía que habría pocos como él, porque ¿Cuántos corredores de los que han formado la élite siguen varias decenas de años después de su retirada apoyando el atletismo de base?

Los tiempos que le tocaron vivir no ayudaron en nada a conseguir metas mayores. En esa época los deportistas eran poco más que "bichos raros". Ser capaces de entrenar y competir carreras de fondo en esa época era toda una proeza que hoy día nos cuesta comprender.

Martín Fiz junto a Miguel Pellicer. Julio de 2005

- 1926 - Nació en 1926 en Valencia (España) - Precursor de carreras populares - Fundador revista Píndaro - Ex-colaborador Diarios: Las Provincias, Levante y Jornada - Medalla de bronce maraton nacional - Campeón nacional militar maraton y marcha - Ex-presidente C.A. Píndaro- Deports Marathon - Guionista diplomado UIMP-CINE-TV - Redactor Píndaro y Atletics - Campeón nacional de la juventud - Arbitro nacional de fútbol 1952 - Fundador de Deportes Marathon - Fundador semanario Penalty - Monitor nacional de atletismo - Medalla de plata nacional 50 km marcha - Nominado Olimpiadas Londres y Helsinki - Medalla de oro Federación Levantina 1948 - Fundador de Correcaminos - Entrenador nacional de marcha - Placa de oro de la Federación Española por "Una vida dedicada al Atletismo"

El siguiente texto es un artículo publicado por Recaredo Agulló hace ya algunos años.

Miguel Pellicer, una vida dedicada a luchar por el atletismo valenciano

Es uno de los fundadores del club deportivo Correcaminos
Si las hadas que rodearon la cuna de Miguel Pellicer hubieran sido un poquito más propicias, este hombre se hubiera convertido en el primer valenciano en alcanzar un entorchado olímpico. su vida forma ya parte de la epopeya atlética de nuestra tierra.
R. Agulló VALENCIA

Recaredo Agulló y Miguel Pellicer - noviembre 2005

"En el barrio de La Previsora, donde vivía de joven, organizaba carreras con los amigos en plena fase final de la guerra civil. Dábamos al barrio varias vueltas. Luego ví los campeonatos de España absolutos en Vallejo en 1940, y terminé de aficionarme. Empecé a hacer marcha a iniciativa de Caparrós, que entonces estaba en la federación . Me di cuenta de que podía progresar enormemente, y en tres meses se bajaban mucho las marcas. Gané varios años el campeonato de España del Frente de Juventudes y entonces empecé a alternar la marcha con la carrera."
La mayor preocupación de este hombre en aquellos años era encontrar la manera de ganarse la vida, y para ello, Miguel recurrió a arbitrar partidos de fútbol, fundar la revista Penalty y aceptar cualquier oportunidad que surgiera. En 1948, el Frente de Juventudes y la Federación Valenciana de Atletismo deciden organizar una carrera por relevos para ir a cumplimentar al general Franco, a la sazón jefe del Estado. La carrera duraría 24 horas, y a lo largo de ella, un pequeño grupo de corredores, entre los que se cuentan los Alcaraz, Sánchez, Molina, Mari, González, Blay, Talamantes, Colom y nuestro personaje, recorrerán la distancia Valencia-Madrid. La prueba tiene como objetivo conmemorar el aniversario de la liberación de Valencia. Miguel recuerda que que Franco les estrechó a todos la mano y les prometió un regalo por su brillante gesta. Ese regalo, que era un cronómetro, según le dijeron, nunca se haría efectivo.
Muchas dificultades
"Todavía tengo pesadillas de aquellos años. A veces no sacaba ni para poder comer. La vida era muy difícil. De mi infancia recuerdo a mis padresy a los jugadores del Valencia C. F. A los E, Gorostiza. De los que más orgulloso estoy es de haber sido subcampeón de España absoluto en los 50 kilómetros marcha y tercero en los campeonatos de España de maratón. Todo ello ocurría en 1949 y 1950. Las marcas que hacíamos eran peor que las de hoy, pero tampoco las condiciones de vida eran las mismas. En marcha fui también tercero en 50 kilómetros y en 10.000 metreos. No teníamos ningún apoyo, ni pistas de atletismo. Las pistas universitarias de los años 50 se construyeron con un metro de menos, con lo que las marcas quedaban invalidadas.
Trabajos en prensa
"Yo ya escribía en la prensa valenciana, y mi mayor preocupación era sacarme la pataqueta." Los años pasan y Miguel Pellicer seguirá alternando todo tipo de trabajos. A raíz de su éxito en la marcha, Miguel anunciará un vino reconstituyente, más tarde dará clases en un colegio de donde sacará excelentes marchadores. Montará un bar, El Danubio, que se convertirá a finales de los años 70 en el núcleo que forjará el nacimiento del club de sus amores: el Correcaminos.
Me retiré a los 25 años y siempre me he sentido frustrado por ello. Volví a la práctica de un modo esporádico, pero cada vez mayor y entonces ya no era lo mismo. Entre el atletismo de ayer y de hoy hay una diferencia abismal. No nos calentábamos nada antes de competir. Cualquier atleta popular de hoy entrena más en un año que nosotros en ocho. Un detalle, nos enterábamos de la celebración. Nuestro entrenamiento consistía en una prueba de Valencia al Perellonet, y ahí se terminaba todo. Los últimos metros de las pruebas de fondo eran un desfile de cojos. La frustración que tengo es por no haber llegado a ser olímpico. De hecho, en aquel entonces debí serlo, porque hice 4'41 en los 50 km marcha. La marcha entonces era más pura. Ahora me dan pena los marchadores. Yo sabía que este boom del atletismo iba a producirse y por eso fundé Correcaminos. Me hubiera gustado que mis hijos practicaran el atletismo, como yo, un deporte que ahora, en la vejez, me está dando de comer."
La conversación con Miguel Pellicer puede eternizarse. En el diario Marca, con fecha 23 de enero de 1952, se podía leer este titular: "Miguel Pellicer. Uno de los mejores marchadores del mundo. En la olimpiada de Londres se me hizo una injusticia."
Hoy, cuarenta años más tarde, Miguel sigue con la misma ilusión y domingo tras domingo acude puntual a su reencuentro con el atletismo popular o de pista. Hombres como éste son de los que abren surcos en la tierra donde germinan las buenas cosechas.
········
Hace una pocas semanas, en una carrera en El Puig, me llamó la atención una gran carpeta roja que llevaba Miguel y que mostraba orgulloso a corredores y curiosos que esperaban la hora de comienzo de la carrera. Contenía gran cantidad de recortes de prensa desde su época de corredor. Amablemente me la cedió para poder hojearla tranquilamente en casa. A continuación os muestro algunos de esos documentos históricos, que seguro que serán del agrado de muchos de vosotros. Poco a poco los iré colocando todos, a pesar de que el paso del tiempo hace que algunos de ellos sean ya prácticamente ilegibles.

Tags: , , ,