La importancia del pie en el corredor. | Corredordefondo.com
banner ad

La importancia del pie en el corredor.

foto articulo podologo213x200 Podemos tratar muchos temas relacionados con la salud del corredor, pero qué mejor manera de inaugurar esta sección que empezar hablando sobre el gran protagonista en todas las modalidades de carrera: el pie. Las patologías en el pie del corredor son muy frecuentes, ya que presentan las mismas alteraciones que la gente de la calle, pero además han de añadirse las alteraciones por sobrecarga o sobreuso que conlleva la práctica deportiva. El pie es el elemento anatómico responsable de contactar con el suelo y por tanto será también el que más lesiones puede padecer. Los estudios reflejan que hasta el 60% de las lesiones del aparato locomotor tienen lugar en los pies, pero además un porcentaje muy elevado de otras lesiones en estructuras superiores (como rodilla, cadera y espalda) lo son como consecuencia de unos pies mal estructurados o con alteraciones en la pisada. Es cierto que en los últimos años el corredor popular va siendo más consciente de la importancia que tienen sus pies y su pisada, debido a la aparición de lesiones que nunca antes había presentado. Pero a día de hoy, todavía observo como 8 de cada 10 personas que acuden a la clínica lo hacen cuando ya presentan una lesión, mientras que 2 de cada 10 personas lo hacen como medida preventiva, que sería lo más aconsejable. El running (o como siempre se ha dicho: correr) es uno de los deportes más lesivos sobretodo para el pie, tobillo y rodilla, ya que es un deporte de alto impacto para articulaciones y tendones, por lo que la prevención debe de ser algo inevitable sino queremos sufrir eventos no deseados sobre nuestra salud. Las lesiones o patologías que sufren los corredores en sus miembros inferiores los podemos achacar principalmente a estos 4 factores: • Lesiones por sobreuso (sobrepeso, reiteración del gesto deportivo, especialización deportiva…) • Alteraciones biomecánicas innatas o adquiridas (pronación, supinación…) • Hábitos erróneos de entrenamiento o “vicios” posturales. • Traumatismos. Además, no podemos olvidar otros condicionantes externos que también pueden tener gran influencia en las lesiones que sufren los corredores. Aspectos relacionados con: el terreno en el que se desarrolla la actividad física, el equipamiento deportivo empleado, hábitos de vida, aspectos psicológicos, condicionantes climatológicos… etc. Algunos de estos factores y condicionantes, o la combinación de varios de ellos, serán los responsables de la mayoría de las lesiones que sufre el corredor tanto profesional, como semiprofesional o amateur. Por lo que la corrección y control de ellos resulta primordial en la prevención de lesiones. ¿Y cuáles son las lesiones que sufren los corredores? Podría ser una respuesta muy amplia, ya que cada persona es completamente diferente, aparte de que la combinación de las causas comentadas anteriormente puede ser muy diversa. Pero si nos basamos en la estadística de las lesiones más comunes que pueden sufrir los corredores podemos destacar como más habituales: periostitis tibial, fascitis plantar, tendinitis aquílea, metatarsalgias, o lesiones traumáticas en dedos y uñas. Autor: Raúl Llorca Llorca ( Podólogo deportivo) www.podoleg.es podoleg@hotmail.com