Incontinencia Urinaria en el Deporte | Corredordefondo.com
banner ad

Incontinencia Urinaria en el Deporte

corredordefondo_sld_incontinencia

La incontinencia urinaria es un problema que nos afecta al 40% de las mujeres deportistas que practican deportes de algo impacto, como es el atletismo, esto es la pérdida involuntaria de orina. Fortalecer los músculos del suelo pélvico es la mejor forma de contrarrestar las contracciones involuntarias de la vejiga.

Para una corredora éste problema tiene repercusión en la propia vida social y puede llegar a provocar estrés y ansiedad.

Hay que dejar claro que existen varios tipos de incontinencia: Incontinencia urinaria de urgencia (Infección), Incontinencia psicógena (esfuerzo inconsciente) y Disinergia del detruso (micción imperiosa o por rebosamiento). Éste último tipo se produce por la inestabilidad del músculo detrusor de la vejiga, y se relaciona con el esfuerzo, que es el caso que a nosotras nos interesa.

Para el tratamiento de la incontinencia urinaria en primer lugar deben realizarse técnicas de comportamiento, como son la reeducación vesical y el entrenamiento de la continencia. El entrenamiento de la musculatura de la pelvis mejora éste tipo de incontinencia en un 60% de los casos.

A continuación os marco unas pautas a seguir, que os pueden ayudar a prevenir o a evitar en la mayor medida posible éste problema:

  • Practicar los ejercicios de Kegel.
  • Reducir el consumo de sustancias que estimulan la vejiga con pueden ser la cafeína, el alcohol y ciertos medicamentos diuréticos.
  • Combatir el estreñimiento.
  • Evitar la obesidad, porque produce un aumento de la presión intraabdominal.
  • No empujar al orinar, ya que el aumento de presión podría dañar los músculos del suelo pélvico.

corredordefondo_incontinencia2¿Qué son los ejercicios de Kegel? Los ejercicios de Kegel son para fortalecer los músculos situados alrededor de la uretra y los del suelo pélvico. Los músculos del suelo de la pelvis cumplen la función de mantener en su sitio una serie de órganos como son la uretra, vejiga, recto y la vagina, y cuando los músculos se debilitan estos órganos se deslizan hacia el exterior, lo que favorece la aparición del problema.

Los ejercicios consisten en ejercitar el músculo pubococcigeo (que es el principal músculo del suelo de la pelvis), contrayéndolo y relajándolo reiteradamente. Éste músculo es el que se utiliza para impedir la salida de la orina por lo que para identificarlo debemos probar primero realizando cortes durante la micción. Una vez identificado, podemos empezar los entrenamientos. Estos entrenamientos consisten en hacer series de 20 contracciones/relajaciones, repitiendo el ejercicio a lo largo del día durante 3 series.

Para explicarlo más fácil, imagina que te estás orinando, aprieta fuerte como si quisieras parar la orina y relaja. Después piensa que se te van a escapar gases y contrae los músculos de alrededor del ano, sintiendo como se eleva.

Pensad que una corredora con el abdomen fuerte ejerce mucha presión sobre su vejiga y si el esfuerzo no está preparado para aguantar la presión, es cuando se producen las pérdida de orina, entonces, hay que ser constantes en estos entrenes.

Que nada nos haga parar de correr, como siempre me gusta decir, el deporte es un buen camino para sentirse feliz.

Lola Grau

Técnico Especialista Corredordefondo Mujer. Experiencias de una runner para otra runner.