banner ad

Chema Martínez y Carlos Sainz presentan Wings for Life World Run 2017

wingsforlife2

Dos meses, día arriba, día abajo, para el 7 de mayo. 61 días para ponerse el dorsal de la carrera con mayor participación del mundo (más de 130.000 el año pasado), para sumar kilómetros solidarios para la investigación de las lesiones de médula espinal, para resolver la incógnita depositada semanas antes: ¿cuándo me alcanzará el “Catcher car”? 8 semanas para que llegue la fecha de tomar la salida de la segunda edición de Wings for Life World Run en Valencia, única sede española de la carrera en la que el mundo corre unido.

Para que las mariposas en el estómago nos acompañen hasta el día D se ha presentado la prueba hoy en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de la capital del Turia, a escasos metros de la línea de salida. Maite Girau, concejala de Deportes, Salud y Sanidad del Ayuntamiento de Valencia, ejerció de anfitriona ha declarado estar “orgullosa de que Valencia sea la única parada de Wings For Life World Run en España”. Además ha animado a todos los valencianos “a que participen en una carrera festiva el próximo 7 de mayo”.

El atleta Chema Martínez, embajador de Wings For Life World Run desde el primer año y ganador de dos de las tres ediciones disputadas hasta la fecha, ha señalado el “buen rollo y el ambiente de todos los participantes, algo que es único en esta prueba. Chema, que fue segundo el año pasado en Valencia, ha compartido sus objetivos para 2017: “Volver a ganar, para lo que espero llegar a unos 70 kilómetros, y recibir el abrazo de Carlos al acabar”.

Chema se refiere a Carlos Sainz, piloto de F1 en la Scuderia Toro Rosso, que volverá a llevar los mandos del “Catcher car”, la particular línea de meta de Wings for Life World Run, un coche que sale 30 minutos después de la hora oficial de partida (13:00 en el caso de Valencia) y aumenta progresivamente la velocidad hasta alcanzar (y eliminar) a todos los participantes. Sainz ha declarado que, durante las más de cinco horas detrás del volante “disfruté con cómo se lo pasaban todos los corredores y lo felices que eran cuando los pasaba”. El madrileño, que participó en la prueba de 2015 en Aranjuez (“hice quince kilómetros, que era lo que tenía previsto”), y ha animado a todos a participar “sea cual sea la distancia que se pongan como objetivo. Lo importante es la causa”. El madrileño no descarta volver a calzarse las zapatillas en alguna próxima edición.

Se encargó de cerrar el acto la maratoniana internacional Marta Fernández de Castro, embajadora de Wings For Life World Run y una de las máximas celebridades del running valenciano. Como experta desde el terreno, se encargó de describirnos los cambios del trazado de la carrera este año, que, tras recorrer la Ciudad de las Artes y las Ciencias pondrá rumbo al antiguo circuito de Formula 1, la Malvarrosa, Alboraya y la zona de la Huerta Valenciana en dirección norte hasta Sagunto (al contrario que el año pasado, que discurrió en dirección sur). Marta, que debutará este año en Wings For Life World Run, tratará de aprovecharla como parte de su entrenamiento hasta el Maratón de Nueva York. Y ha dejado un consejo para todos aquellos que debuten el próximo 7 de mayo: “que se lo tomen con filosofía y tranquilidad. Se trata de disfrutar. Y que se hidraten cada pocos kilómetros para evitar problemas mayores”.

Las inscripciones para Wings For Life World Run están disponibles en www.wingsforlifeworldrun.com a un precio de 25 euros, que se donan íntegramente a la fundación Wings for Life.

Tags: